El Dinosaurio: documental que aborda la problemática de los jornaleros de San Quintín

Publicado por la revista Clarimonda

Texto por Manuel Ayala

“En el Valle de San Quintín, viven miles de indígenas que traen de Guerrero y de Oaxaca, donde no hay trabajo, y los transportan en un camión durante 28 horas, sin baño, y cuando llegan los ponen a trabajar jornadas de 15 horas al día y les pagan cien pesólares, hoy, aquí, en México…”, con ese discurso se promociona el trailer del documental El Dinosaurio, del joven cineasta mexicalense, Damián Sinchovsky, que como vemos, aborda la problemática de los jornaleros en San Quintín.

Para saber un poco más de este proyecto, platicamos con el autor, quien nos comentó cómo fue que se realizó este documental, quiénes participaron y sobre algunas peculiaridades que encontró durante su realización.

MA: ¿De dónde y cómo surgió la idea de hacer el documental?

DS: En 2015 terminé mi primer documental titulado “San Quintín, crónica de una lucha” y cuando quedo seleccionado en el festival Zanate, conocí a una maestra de la clase documental en la UDG, quien me recomendó que aprovechara que ya había hecho confianza para desarrollar un documental más a fondo con los personajes de la huelga.

Fue así que cuando volví del festival le platiqué la idea a Paulina Sánchez –fotógrafa mexicalense- y a su esposo Zigbar Cantero, alias “El Rafa”, para que me ayudaran a realizarlo, y así nos lanzamos desde el 2016 a seguir a los jornaleros en sus actividades de organización del movimiento.

Vemos que está basado en la crónica del periodista ñuu savi originario de la Costa Chica, Kau Sirenio Pioquinto, ¿cómo se dio ese encuentro y qué te atrajo de la historia?

A Kau lo conocí en la caravana, ahí compartimos trabajos e hicimos amistad. Le dije que si me pasaba sus crónicas para hacer un boceto para el guion y aceptó. Al final terminó grabando la voz en off del documental en primera persona, ya que funciona también como un personaje dentro de la película.

Kau es un periodista que va en contra del periodismo arcaico, el cual solo se queda con la versión de los hechos en este caso, el los líderes del movimiento. Él para conocer la situación se infiltró como jornalero en el campo de concentración mal llamado “Rancho Los Pinos”, eso fue lo que me dio confianza de su trabajo.

¿Hubo alguna dificultad para hacerlo por parte del grupo de jornaleros? ¿Cómo fue esa experiencia con ellos?

Empezó a ver dificultad cuando se dieron cuenta que la línea del documental no era estrictamente para apoyar la causa y a sus figuras políticas, y que estaba descubriendo el verdadero lado humano de todos los que participan en la caravana, pero la amistad y la confianza siempre mantuvieron la comunicación y ellos saben que yo no voy a publicar mentiras ni lucrar con el trabajo, además de que son personas sabias que esperan el documental también para visibilizar los errores del movimiento.

44170482_304859043437608_6942110456915951616_o-1440x1864

¿Qué fue lo que más te sorprendió de esta situación?

El hecho de ver que el 90% de los jornaleros cagan en letrinas, allá en San Quintín tener un retrete es cosa de ricos, eso es lo que más me sorprendió. También el hecho de que no hay un cine, ni un skate park, nada para recrearse, la única diversión de la gente de mi edad son las drogas o el trabajo.

Después de todo el trabajo realizado, ¿cuál es tu intención con el documental, qué se pretende mostrar en él?

Mi intención es humanizar al jornalero, combatir el racismo y clasismo de la sociedad en Baja California, principalmente, ya que no los bajan de “oaxacos” o “indios”, y el documental te lleva a tener empatía con los personajes, quienes tienen los mismos problemas y actitudes que tenemos todos dada nuestra condición de humanos.

Es más difícil para ti como “pepo”, ir de Tijuana a San Quintín a golpear a alguien que conoces, si la represión se da es porque ven a los jornaleros, en este caso, como otro al que no conocen y solo visualizan como analfabeta, corriente y que no entiende razones.

Sabemos de la problemática que se generó hace un par de años, una revuelta y movimiento social para pedir sus derechos, ¿qué se menciona de ello?

El documental habla de la revuelta, sus causas, a quién se le ocurrió, cómo transcurrió y principalmente cómo el desgaste fue acabando con el movimiento. También de cómo los buitres de la política nacional fueron llevando agua a su molino, principalmente la Central Campesina Cardenista y el Sindicato de Telefonistas.

¿A dónde pretendes que llegue el documental?

Me gustaría que llegara a Netflix, siendo sinceros, aunque mi primera meta es ir a proyectarlo en San Quintín, un poblado de más de 150 mil personas sin un solo cine a la redonda.

¿Dónde se proyectará próximamente o dónde lo puede ver la gente?

En diciembre tendremos la proyección con alfombra roja en la Galería Artmosferas, que es nuestro hogar artístico, donde organizamos el Cine de los Pasajes, aún estamos por definir las fechas.

¿Qué otro proyecto personal tienes en puerta?

Ahorita mi proyecto es terminar de una vez por todas la Universidad, ya me extendí en mi carrera de cuatro a siete años por estar más concentrado grabando documentales y, por ende, encontrar un trabajo para poder invitarle a mi abuela un coctel de elote de vez en cuando.

Autor: Letras Cualquiera

Revista independiente de periodismo que escribe, retrata, crítica y narra desde la esquina de Latinoamérica. Tijuana, Baja California.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s