Se migra por necesidad

Texto y fotografías por Crisstian M. Villicaña

Si hubiese que buscar respuestas del por qué las personas que conforman la “Caravana Migrante” se vieron obligadas a salir de sus hogares, sin duda debemos considerar al capitalismo con sus múltiples negativas consecuencias como uno de los detonantes. Factores como la ausencia de salarios dignos, vivienda, salud y educación de calidad, aunado en muchos casos a violencia generada ya sea por pandillas o cárteles del narcotráfico, empujan a miles de personas a desplazarse, a salir de su lugar de origen para mejorar su situación personal y la de sus familias.

Existe en aquel que viaja a otro país un impulso de esperanza que no se apaga, tal y como sucede con los hondureños que llegaron el pasado lunes 13 de noviembre por la mañana a Tijuana. Pese haber viajado por más de un mes, los migrantes mantienen ese espíritu del que va aventurarse y en su fe, consiguen mantenerse de buen ánimo, apoyándose unos a otros.

Jóvenes, madres, niños, hombres de distintas edades, han tenido que dejar todo atrás para arriesgarse a llegar a los Estados Unidos, en donde su presidente, Donald Trump, ha declarado en varias ocasiones que no son bienvenidos al país que comanda, y decir comanda es en toda la extensión de la palabra, ya que la llegada de soldados norteamericanos para reforzar la frontera entre México y Estados Unidos ha puesto en claro que Trump no quiere brindar asilo y mucho menos permitir el paso ilegal.

Los  cientos de testimonios que ha traído la caravana, apuntan a que en Honduras hay un presidente que no fue elegido de manera legitima, lo que ha causado desestabilidad social y económica, una marcada diferencia de clases sociales, mientras unos viven en la opulencia, otros no tienen que comer,  al mismo tiempo, el pago de “impuesto de guerra” que cobran las pandillas, hacen casi imposible poder subsistir, ya que todo lo que se gana en el trabajo es robado por los miembros de pandillas que si bien son salvadoreñas, han extendido sus brazos hasta Honduras, la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18 (MS-18), grupos rivales que mantienen un especie de estado de queda a causa de la violencia sin límites que se vive.

Es entonces que después de conocer estos factores surge la pregunta y casi una respuesta de inmediato, las personas migran no porque sientan el impulso de hacerlo, ellos quisieran, por lo menos lo que dicen sus testimonios, quedarse en casa, con los suyos, sin embargo, todos los puntos ya señalados nos hacen comprender que es casi imposible sobrevivir en un ambiente en donde las condiciones no son aptas para ningún ser humano que intente llevar una vida tranquila, familiar y de trabajo.

DSC_9142

DSC_9280

DSC_9152

Eduardo Alfredo Hernández, es uno de los migrantes que busca cruzar a los Estados Unidos y Letras Cualquiera platicó con él. “Ha sido un trayecto un poco duro, pero gracias a Dios ya avanzamos, ya llegamos a la frontera. Me tuve que salir de mi país por el problema que no hay empleo, el presidente tiene el país desunido, estamos desunidos, muchos estamos sin empleo. La delincuencia esta tremenda, casi a diario están matando gente, matan colegiales, el gobierno está cometiendo asesinatos, tiene bandas del crimen organizado por fuera”.

DSC_9401-2

DSC_9202

DSC_9305

“Hay ‘impuesto de guerra’ que se está cobrando a diario, a todos se les cobra el ‘impuesto de guerra’, estamos hablando que se está pagando a la semana 2 mil quinientos lempiras (unidad monetaria de Honduras). A los empresarios que tienen buses tienen que estar pagando 2 mil quinientos por cada bus a la semana”.

DSC_9316

DSC_9342

DSC_9223

“Dejé a mi papá, a mi mamá, a mis hermanos, y a un hijo que tengo allá. Mi esperanza de llegar a Estados Unidos es por un empleo, por ayudar a mi familia. Yo a los compañeros que venimos les digo que se porten bien, que tratemos de portarnos lo mejor que podamos, porque así como nos han ayudado en México, tenemos que comportarnos muy bien a donde quiera que vayamos “.

DSC_9254

DSC_9249

DSC_9355

“Me siento bien gracias a Dios, me siento con ánimos todavía de caminar. Yo quiero trabajar de lo que sea honradamente en Estados Unidos y si me toca trabajar en México al mirar las cosas muy difíciles para entrar a Estados Unidos, si me dan la oportunidad de trabajar aquí en México, en México trabajaría, porque en nuestro país no hay trabajo. Le quiero enviar un mensaje a mi mamá, que no se preocupe, que estoy bien, que no se preocupe por mi porque estoy bien gracias a Dios y le damos gracias a Dios porque México nos ha apoyado, nos trajo hasta la mera frontera y no tuvimos problemas entonces”, concluyó.

DSC_9373

DSC_9235

DSC_9396

Autor: Letras Cualquiera

Revista independiente de periodismo que escribe, retrata, crítica y narra desde la esquina de Latinoamérica. Tijuana, Baja California.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s