Autismo y política

Por Denisse Arellano Durán

Fotografía Crisstian M. Villicaña

En febrero de 2012, familias de personas con autismo en España ganaron una batalla lingüística a la Real Academia Española (RAE).

Después de insistir tres años, este colectivo logró que la RAE incluyera, en la edición impresa de su Diccionario, una nueva definición de autismo. El proceso se consumó en 2014, con el consenso de las otras 21 Academias de la Lengua Española.

La institución dedicada a la regularización lingüística mediante la promulgación de normativas dirigidas a fomentar la unidad idiomática en el mundo hispanohablante eliminó la acepción que habla de “la incapacidad congénita de establecer contacto verbal y afectivo con las personas”, dando paso a la que define al autismo como un “trastorno del desarrollo que afecta a la comunicación y a la interacción social”.

En 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una versión actualizada de su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), texto que cataloga las distintas patologías y trastornos.

En esta nueva CIE, que se presentará en la Asamblea Mundial de Salud en mayo de 2019 para su adopción por los estados miembros y entrará en vigor en enero de 2022, se actualizan los criterios de diagnóstico del autismo, en la misma línea que establece el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, publicado en 2013 por la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-5).

De esta manera, se recoge el término único de Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y se engloba en esta categoría al Autismo, el Síndrome de Asperger, el Trastorno Desintegrativo Infantil y otros trastornos generalizados del desarrollo, no especificados.

Acerca de las características nucleares del TEA, la CIE-11 incluye las mismas dos categorías que el DSM-5 (dificultades para la interacción y la comunicación social, por un lado, e intereses restringidos y comportamientos repetitivos, por otro), eliminando una tercera, relacionada con problemas del lenguaje. Ambas clasificaciones señalan también la importancia de examinar sensibilidades sensoriales inusuales, algo común entre las personas con autismo.

Por otro lado, hay diferencias entre la CIE-11 y el DSM-5. Una de ellas es que la clasificación de la OMS aporta pautas detalladas para distinguir entre autismo con y sin discapacidad intelectual, mientras que el DSM-5, sólo menciona que el autismo y la discapacidad intelectual pueden darse simultáneamente. La CIE-11 también incluye la pérdida de competencias previamente adquiridas como una característica a considerar en la elaboración de un diagnóstico.

También en fechas recientes la RAE hizo otra modificación significativa a su Diccionario, al suprimir la acepción que habla de “persona, encerrada en su mundo, conscientemente alejada de la realidad”. El cambio fue hecho a pesar de la negativa inicial de la RAE ante peticiones de organismos como Autismo España que argumentaron que esta acepción “dificulta la proyección de una imagen social realista y positiva que favorezca la inclusión social de las personas con TEA”.

Sin embargo, estos avances desde los campos científico y lingüístico, resultados de la investigación y de un diálogo intenso entre la sociedad civil y las instituciones, no implica necesariamente que el tema sea comprendido satisfactoriamente por todos los actores públicos.

Sigue siendo una práctica habitual, tanto en medios de comunicación como en los discursos de los actores públicos, que el término autismo se emplee de forma peyorativa como sinónimo de torpeza, indiferencia o aislamiento frecuentemente vinculado a la política. Quien incurre en esta práctica no sólo exhibe su ignorancia, sino que pone de manifiesto su indiferencia y su nula vinculación con la salud pública y con las organizaciones de la sociedad civil y especialistas que diariamente se dedican a trabajar por mejores condiciones de vida para las personas con Trastorno del Espectro del Autismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close