El mejor reportero es el que gana menos

Texto y fotografía por Sergio Méndez

Una revisión crítica del ejercicio periodístico en la narrativa de Daniel Salinas

Daniel Salinas acierta, en su volumen de cuentos Dispárenme como a Blancornelas (Nitro Press, 2016), al explorar las condiciones laborales de los reporteros.

En sus ficciones, el autor analiza la figura del periodista desde dos ángulos: el que vive la precariedad económica frente al que cede al soborno, se adapta a las reglas del sistema y se convierte en cómplice de la corrupción gubernamental.

El resultado de este ejercicio dialéctico es un despliegue de ideas que, aunque resulte incómodo aceptarlo dentro de una sociedad que se precia de democrática, plural y tolerante, son contestatarias.

Es importante enfatizar este punto porque tanto gobiernos, instituciones académicas y el propio gremio periodístico insisten en la defensa de la libertad de expresión atacando sólo aspectos relacionados con agresiones físicas y asesinatos de reporteros, pero apenas se denuncian las condiciones de trabajo en las que se ejerce este oficio. 

Son los cuentos Cita con la historia y el que da nombre al libro los que ofrecen un contrapunto de ideas en el que se presenta al periodista como un personaje cargado de matices y contradicciones que lo alejan de los discursos totalizadores como el de la idealización ──en el cual incurren instituciones y colectivos de defensa de los derechos de los reporteros── como el de la estigmatización ──propio de quienes son proclives a la descalificación y de quienes pronuncian epítetos como prensa vendida y periodismo servil.

A Salinas no le complacen las explicaciones simplistas. En consecuencia, se adentra en los claroscuros, en las zonas intermedias en donde los reporteros no son héroes ni villanos, sino personas que se enfrentan a una realidad compleja, dinámica y a condiciones hostiles para el ejercicio profesional sin importar desde cuál de las posiciones presentadas por el autor se realice la labor periodística.  

En Dispárenme como a Blancornelas, Salinas muestra a un reportero de nota policíaca en Tijuana, municipio que entre 2008 y 2009 (periodo en el que sitúa la narración) encabezó distintas mediciones que lo ubicaban como el más violento del país. Pero a pesar de coexistir con la narco-cultura y la ineptitud de las instituciones gubernamentales, el protagonista no cede a las tensiones de su entorno, sino a las internas. Vencido por la rutina de la nota diaria, el nulo impacto social de sus publicaciones y el desdén de la empresa periodística en la que labora, el periodista busca trascender, no con la recompensa moral de una investigación bien ejecutada  ──Federico Campbell, uno de los modelos periodísticos y literarios de Salinas llegó a decir que en México la labor periodística es inútil pues las denuncias no tienen ni impacto social ni respuesta del gobierno── sino la popularidad instantánea al ser víctima de un atentado, provocar el escándalo, convertirse en noticia aunque ello implique perder la vida.        

En medio de ese patetismo el autor desliza una denuncia amarga, la de la realidad laboral de los trabajadores de las empresas periodísticas: el mejor reportero es el que gana menos “o, de ser posible, el gratuito”. 

En Cita con la historia Salinas recorre otra ruta: la de recompensa de las fuentes informativas, del gobierno, hacia los periodistas de línea editorial dócil.

En el argot periodístico se denomina chayote a la gratificación por un contenido noticioso tergiversado u omitido. Este cuento es una breve historia del chayote en México durante la segunda mitad del siglo XX. El personaje principal se desplaza como empleado de un periódico nacional de la llamada prensa oficialista. Su audacia le permite sobrevivir a los cambios sexenales sin sobresaltos hasta que un golpe de la fortuna lo devuelve al punto de partida sin las energías y los contactos para volver a escalar en el complicado arte de pender de la ubre presupuestal.

Mención aparte merece la sorpresa que el autor reserva para el final del relato. En 1994, el experimentado reportero, motivado por una renovación de su libido, consigue que le sea asignada la cobertura de la campaña del candidato del PRI a la presidencia de la república con la colaboración de una joven fotógrafa. Cuando la agenda del aspirante marca escala en Tijuana, el protagonista, propenso al trabajo fácil, opta por escapar a la vecina ciudad de San Diego, en Estados Unidos, y recuperar en el comunicado institucional los datos para su reporte informativo. Tras el descuido, el veterano reportero no sólo pierde presencia y registro del magnicidio de Lomas Taurinas, sino su cita con la historia.

A pesar de que Daniel Salinas no ha saldado su cita con el rigor estilístico, su desarrollo anecdótico sea áspero y recurra con frecuencia al lugar común para la resolución de párrafos y oraciones, la pertinencia de su exposición y la fuerza con que proyecta sus ideas convierten a Dispárenme como a Blancornelas en una lectura clave para la comprensión del estado que guardan el ejercicio periodístico y la creación literaria en México. 

No es gratuito que Salinas haya estado en la mira de los jurados del Premio Literario Fundación El Libro de Argentina (el cual ganó en 2018) y del Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez de Colombia (del cual fue finalista en 2017). Cuando en Daniel Salinas converjan no sólo la precisión temática, sino también el pulimiento técnico, los lectores se beneficiarán al tener a su disposición a un autor próximo a la madurez creativa y la solidez escritural.       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close